Referencia en Orgánicos

UN MERCADO CADA VEZ MÁS PROMETEDOR Y CONSOLIDADO.

En 1987, con un trabajo de investigación denominado Proyecto Caña Verde, que requirió una inversión inicial de US$ 25 millones, el Grupo Económico Balbo revolucionó los métodos de producción de azúcar, desde la preparación de la tierra hasta el desarrollo de envases especiales para la comercialización de los productos. Además de eliminar el uso de agroquímicos, se implementaron otros 6 cambios importantes en el sistema de producción:

¿QUÉ BUSCAMOS CON TODO ESTO?

El objetivo principal era lograr un alto nivel de sostenibilidad agronómica en el ecosistema productivo y su entorno. Sin embargo, más de tres décadas después de la adopción de estas prácticas, los resultados económicos, sociales y ambientales superaron las expectativas. Además del aumento de la productividad y la agregación de valor, debido a las certificaciones orgánicas, socioambientales y de comercio justo, hubo varios beneficios socioambientales, como mejoras cuantitativas y cualitativas en los recursos hídricos, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la mitigación del riesgo de contaminación de trabajadores, etc. Con respecto a la biodiversidad, las acciones implementadas se integraron sinérgicamente, generando condiciones de confort ambiental a una variada y completa red alimentaria, incluida la reconstitución de la bioestructura activa del suelo, que permite que la agroindustria conviva con más de 340 especies de animales vertebrados, de los cuales 244 son raros, como el puma, el oso hormiguero gigante, el lobo de crin, entre otros. Este es un excelente ejemplo de agricultura orgánica regenerativa completa.

Marca Native

Los primeros pasos de Native se dieron en 2000, pero rápidamente nos convertimos en una referencia en el mercado orgánico. Un mercado que mueve miles de millones de dólares en todo el mundo. Con productos en cerca de 60 países, en todos los continentes, y con una filosofía de trabajo basada en prácticas sostenibles y la preservación del medio ambiente, tenemos toda la infraestructura necesaria para atender al mercado nacional e internacional y somos el mayor productor mundial de azúcar y alcohol orgánicos.

SABOR Y CALIDAD CON RESPONSABILIDAD

Los productos orgánicos Native son auditados y certificados por instituciones públicas y privadas, reconocidas a nivel nacional e internacional, que representan una historia de calidad en todos los sentidos, desde los aspectos técnicos de la producción hasta el respeto por el medio ambiente y las personas. Una prueba de esto es el Programa de Gestión de la Calidad, que garantiza procesos seguros y eficientes. Además, no se utilizan productos químicos sintéticos u organismos genéticamente modificados en nuestra producción. Como resultado, ofrecemos alimentos saludables, sabrosos, nutritivos y seguros.